POLLO AL CURRY, FÁCIL Y RIQUÍSIMO

POLLO AL CURRY, FÁCIL Y RIQUÍSIMO
Dificultad: Muy facilón y Lucido

Ingredientes para 4 personas

  • 1K de pechuga de pollo
  • 500g de zanahorias
  • 4 cebollas medianas
  • 200g de champiñones Portobello
  • 1 lata de tomate troceado al natural
  • 1 cucharada de curry en polvo
  • 1 lata de leche de coco
  • agua y sal

Hay muchísimas recetas de pollo al curry, pero en mi opinión, que desde luego es personal y tan particular como el patio de mi casa, esta es una de las más “facilonas y lucidas” que he probado.

El único truco que la distingue, es que lleva como ingrediente diferenciador una simple lata de leche de coco. Nada de “natas vacunas”,  ni mantequillas, ni falta que le hace a este curry maravilloso.

También me gusta añadirle a esta receta una buena cantidad de vegetales, así la convierto en un plato único de esos completitos e ideales, para llevarse en el “taper” al trabajo, al cole, o a donde sea.

Añadiéndole un simple arroz basmati como guarnición, conseguiremos  un plato tan equilibrado como delicioso.

 

Aproximado proceder

 

1. Cortamos las pechugas de pollo en dados grandecitos y las enharinamos ligeramente.

2. En la tartera que vayamos a utilizar, salteamos ligeramente el pollo. Retiramos y reservamos.

3. Mientras, pelamos y cortamos las zanahorias en rodajas finas y la cebolla en lascas gruesas

4. Añadimos algo más de aceite a la tartera y salteamos las verduras, salamos ligeramente.

_mg_4799

5. Cuando las verduras estén pochadas, añadimos la lata de tomate natural troceado y dejamos que se sofría también unos minutos. Añadimos la cucharada grande de curry en polvo.

6. Incorporamos el pollo previa y ligeramente salteado, que habíamos reservado al comienzo de la receta

7. Añadimos el truco definitivo, que no es otro que  la lata de leche de coco. Le dará  cremosidad a la salsa sin hacerla nada pesada y dándole un sabor estupendo.

_mg_4802

8. Revolvemos bien todos los ingredientes y dejamos cocer unos 12 minutos, o hasta que las zanahorias estén casi tiernas.

9. Cuando el guiso está practicamente hecho, añadimos los champiñones, (mejor tipo portobello), lavados y cortados en trozos grandes y dejamos hacer unos 5 minutos más.

_mg_4804
 10. Comprobamos el punto de sal y de curry y añadimos un poco más de cualquiera de los dos elementos a nuestro gusto.

NOTA:

Si la salsa nos quedase muy líquida, podemos espesarla un poco, triturando algunas zanahorias y cebollas con la salsa, o simplemente, espolvoreando un poco de Maizena exprés y dejando que cueza dos minutos.

Si por el contrario vemos que se consume demasiado el líquido, añadiremos un poco de agua, o de caldo de pollo durante la cocción.

cabecera-.com-verde1

¿Te ha gustado esta receta?

Anota tu email, recibirás un email cada vez que publique nuevas recetas. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Te has suscrito correctamente. ¡Gracias!

3 Comentarios

  1. En primer lugar gracias, hago siempre tus recetas y me encantan , está la voy a hacer mañana, pero no he encontrado la leche de coco, que tal si le añado nata?. Te lo pregunto desde la más absoluta ignorancia, además la mata que tengo es de montar.

    Contestar
    • Hola María Teresa, pues también en primer lugar, darte a ti las gracias por tu comentario. Puedes sustituir la leche de coco por nata, e incluso si el curry no es nada dulce añadirle una puntita de azúcar. De todas formas en cualquier super no es fácil de encontrar junto a los alimentos mejicanos y orientales…Ya me contarás que tal te sale!!

      Contestar
  2. Carmen, me ha salido buenísimo!!!! De todas formas, buscaré la leche de coco para la próxima vez, me han salido 7 raciones, quizás he sido muy generosa al repartir. Muchísimas gracias por contestar, te sigo desde hace mucho tiempo, antes de que sacaras tu libro de recetas proteicas, que por cierto compre en Aamazon. Un abrazo.

    Contestar

Deja un comentario