Ensaladilla rusa de lujo (Remasterizada)

Ensaladilla rusa de lujo (Remasterizada)
Dificultad: Facilón y Lucido

Ingredientes para 6 personas

  • 6 patatas amarillas
  • 8 zanahorias bien grandes
  • 500 g de guisantes congelados "finos"
  • 4 huevos
  • 1 ó 2 latas de atún en aceite de oliva
  • mayonesa casera o de bote tuneada
  • huevas de trucha o salmón

 

Al comienzo de la vida de este blog, publiqué esta receta que en su momento titulé como : “La mejor ensaladilla rusa del mundo”. Y no es por ser exagerada, que lo soy, pero es que está especialmente rica y además, aparente.

En el transcurso de estos seis anos he intentado simplificar y acelerar el proceso de cocinado de la receta y tras muchos experimentos varios, o sea, uno y gracias, he dado con la fórmula perfecta para conseguir que también este plato cumpla el requisito de “facilón y lucido”, que tan indispensable me parece a mi, para la cocina y para la vida.

Conseguir que con el mínimo esfuerzo, obtengamos el máximo resultado posible, me parece toda una misión vital importante. Y además, no es misión imposible.

Trucos:

  • Utilizar el estuche de silicona para microondas de Lékué. Las verduras al vapor estarán mucho más ricas que cocidas y, también importante, ahorraréis muchísimo tiempo.
  • El estuche, es uno de los indispensables que vendo en mi tienda Guisandome la vida de Vigo. 
  • Usar patatas  de “raza amarilla”, son mucho más cremosas y dulces que las blancas
  • Utilizar quisantes congelados finos, son un poco más caros pero mucho más ricos, vaya novedad
  • Emplear bonito en aceite de oliva, bueno. Casualmente, el de la marca Albo es una magnífica opción. Siempre se notará en el resultado final, porque, además, utilizaremos ese aceite en la elaboración de la receta
  • La mayonesa casera la haremos con aceite de oliva super refinado, o en su defecto, mitad oliva ligero, mitad girasol. Si no es aconsejable usar mayonesa casera, porque vamos de excursión con nuestra ensaladilla, hay que “tunear” una industrial. (Lo explico más adelante)
  • Y , por supuesto, Las huevas de trucha o salmón, son el truco sorprendente y definitivo. Decoran mucho y bien, y además aportan un toque crujiente y salado que harán de esta ensaladilla una verdadera ensaladilla de lujo.

 

Aproximado proceder:

Como esta ensaladilla la elaboro colocando  los distintos ingredientes por capas, procedamos “por pisos” y subiendo de abajo a arriba:

1. Patatas amarillas cocidas en agua durante 50 minutos enteras y con piel… O, mucho más rápido y rico, cocidas al vapor 10 minutos en el cofre de silicona Lékué. Una vez cocidas y enfriadas se pelan y cortan en dados mucho más rápida y facilmente que en crudo. 

Como las patatas pueden resultar un poco sosonas, antes de colocarlas en el recipiente de presentación, yo las aliño con el aceite de oliva de las latas de bonito y con un chorrito de salsa de soja.

2. Sobre esta primera capa de patata ya aliñada, se añaden los guisantes congelados finos cocidos… O, mucho más rápido y rico,  hechos en el micro en el mismo cofre de silicona quedarán explosivos, ricos y muy verdes. Si aún están congelados, 3 minutos en el cofre, revolverlos bien y añadir 1 o 2 minutos más.

3. Zanahoria pelada y cortada en cuadraditos, aliñada con aceite de oliva virgen, y sal. Podéis asarla unos 40-50 minutos en el horno...O, mucho más rápido y rico, con sólo 6 minutos de estuche Lékué en el microondas y pasándola después a horno convencional fuerte durante 10-15 minutos, añadiendo, eso sí,  un buen chorro de aceite de oliva virgen y sal . Además de ahorrar tiempo, ahorraréis energía y dinero. ¡Qué no es poco!

13903351_10154379120932008_3941057900924168493_n

4. Bonito en aceite de oliva, marca Albo. Imprescindible de esta marca….como podréis imaginar.

5. Huevo duro, cortado en trozos no muy pequeños.

6. Una vez colocadas las capas en el recipiente donde la vayáis a servir, si es transparente, mucho mejor, cubrir con una mayonesa casera no muy espesa, para que se filtre facilmente entre las capas de ingredientes.

Si os vais por ahí de excursión con vuestra ensaladilla de lujo y encima hace calor,  es recomendable no utilizar mayonesa casera. Para no estropear esta lujosa receta con una “presunta” mayonesa industrial que por su consistencia es más adecuada para  ser utilizada como material de construcción que para uso alimentario, os voy a dar unos trucos para “tunear” cualquier mayonesa “de bote”.

7. Y encima de la mayonesa casera o tuneada, colocad las huevas de salmón o de trucha que le darán al plato la textura, sabor salado y crujídito en boca que sorprenderá a todos.
Aunque no seáis “muy fans” de estas huevas, de verdad que le dan un puntazo, y mezcladas con el resto de ingredientes aportan  un sabor y textura sorprendentes.

 

Como tunear la mayonesa de bote, para que no se note:

Utilizad vuestra marca preferida de mayonesa industrial. Es cómodo hacer la mezcla en el mismo recipiente o tarro de vidrio en la que viene envasada. Para hacer sitio, retiramos unas cucharadas de mayonesa.

  • Añadimos aceite virgen, para que algo de sabor a aceite de verdad, aparezca en la salsa.
  • Incorporamos un buen chorro de leche, para dar una textura más ligera
  • Añadimos un buen chorro de lima para dar un toque natural y fresco.
  • Agitamos el bote como si fuese una coctelera.

También podéis montar y presentar esta ensaladilla de lujo en vasos individuales, tipo sidra o similar 

Animaos con esta ensaladilla especial. El resultado os sorprenderá, ¡de verdad que merece la pena!

Y si os gusta la receta, por favor, compartidla…

13925394_10154379120942008_3324833003995783321_n

cabecera-.com-verde1

¿Te ha gustado esta receta?

Anota tu email, recibirás un email cada vez que publique nuevas recetas. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Te has suscrito correctamente. ¡Gracias!

Deja un comentario