jueves, 4 de octubre de 2012

RECETA: EL BRAZO DE GITANO MÁS RICO DEL MUNDO


Bueno, contra lo que debían pensar muchos incrédulos, aquí estoy con la receta de una de las fotos que más comentarios ha originado en mi página de facebook guisándome la vida ultimamente.

No se si es porque a nadie le amarga un dulce, o por que  ultimamente la cosa está como para intentar, por todos los medios posibles, no amargarse... ¡pero hay que ver el éxito que ha tenido este maravilloso y dulce brazo de gitano!.

No se si parte del éxito fue la foto, por cierto de mi móvil, o mis comentarios al respecto loando al postre y a su autora, pero lo que no puedo negar  es que me pareció, como decía en su anuncio aquella famosa cerveza danesa, me pareció, decía, probablemente el mejor brazo de gitano del  mundo.

Y como una debido a su edad ha probado ya unos cuantos brazos, tanto de gitanos como de otras etnias de las que pueblan la tierra, pues cuando, decía, una llega a la conclusión de que ha encontrado el más rico del mundo, no puede hacer otra cosa más que pedir la receta, dar las gracias a sus autoras por ella y por el reportaje de fotomóvil que la acompaña y compartirla con todos aquellos que la estaban esperando.

Ya os he contado por aquí y en esta historieta, los motivos  por los que yo no soy buena repostera. Aunque ahora, después de publicar esta receta ajena y tan amablemente prestada y fotografiada no me quedará más remedio que hacerla a mi y publicar el resultado. Sea cual fuere. Prometido.

Así que para no enrollarme más, antes de nada darle las gracias a Lila, autora de este maravilloso postre, a su hija y amiga mía, María, que no permitió a su madre añadir ningún ingrediente sin que fuese previamente medido y tasado y a Mariquita, nieta de la primera e hija de la segunda, que entro por la puerta con este regalazo en sus brazos.



BRAZO DE GITANO DE LILA



Ingredientes para 10 personas. (Está tan rico que mejor para 8)


BIZCOCHO

8 huevos caseros grandes. (Si no tenemos gallinas cercanas, los huevos camperos y/o ecológicos son una inversión más que justificada en este caso).
16 cucharadas de azúcar
4 cucharadas de harina rasas
4 cucharadas  de maizena rasas
1 pizca de sal
Azúcar glass
Un paño húmedo 

CREMA

1/2 litro de leche
180 g de  azúcar
3 cucharadas de maizena rasas
6 yemas
1 cuchara de mantequilla
Azúcar glass

Aproximado proceder

Empezar por el bizcocho precalentando el horno a 180º.

Comenzar montando las yemas con el  azúcar. Batir muy bien hasta que blanqueen y casi doblen su volumen. Esto es importantísimo.

Añadir la maizena  y la  harina a la mezcla anterior. Remover  lo justo para incorporarlas bien.

Por último, añadir  las claras a punto de nieve muy, muy montadas con el pellizquito de sal. Hacerlo con movimientos envolventes y también en su justa medida, sin revolver en exceso, vamos.


Rapidamente verter la mezcla en la bandeja de horno donde habremos puesto una hoja de silpat o de papel de cocinar engrasada con mantequilla.


Cuidado con el tiempo pues hay que evitar que el bizcocho se seque. El tiempo aproximado es 20 minutos, más bien escasos, a 180º.  Pero ya sabéis que cada horno "es un mundo"...¡para que luego digan de las mujeres!

Mientras se hornea el bizcocho hacemos la crema.

Mezclar en frío y con varillas: la maizena, el azúcar y la leche. 

Poner a cocer la mezcla anterior removiendo constantemente con las varillas  durante 7 u 8 minutos

Retirar del fuego, y cuando enfrié un poco, añadir primero la mantequilla y después las yemas, (rotas), poco a poco y sin dejar de batir. 

Poner la crema de nuevo al fuego y retirar en cuanto en cuanto levante el hervor . Espolvorear azúcar glass por encima para que no se forme costra sobre la crema.

En cuanto tengamos el bizcocho a punto, volcar la bandeja de horno sobre el paño grande y húmedo, de forma que la parte dorada y bonita del bizcocho quede pegada al paño.


Retirar el silpat o papel de cocina engrasado y con ayuda de una espátula cubrir el bizcocho con la crema extendiéndola bien y sin llegar a los extremos.


Enroscamos el brazo con la ayuda del paño, y bien enroscado en el, lo dejamos reposar hasta que se atempere.


Retirar el paño ya en la fuente en que se va a servir el brazo de gitano. Ahí mismo, cortar los extremos para que quede más bonito


Decorar cubriéndolo con azúcar glass y si se desea, hacer unos cortes en el azúcar con un cuchillo.

Y por no variar, y como digo siempre....¡¡Ya me contaréis!!



Related Posts with Thumbnails