domingo, 2 de septiembre de 2012

RECETA: ENSALADA DE PASTA PERO FÁCIL Y RICA

Intentando cumplir la promesa que  en este mismo blog os hice la semana pasada, subo con cierta prisa y apremio otra de las recetas debidas y prometidas.


Es algo tan sencillo y tan visto como una ensalada de pasta. Seguro que todos tenéis alguna parecida en vuestros "fondos de armario" de cocinero ejemplar. Lo único de especial, creo yo, que tiene esta versión es la salsa. El otro día la llevé a una cena a la que me habían invitado y aunque para mi, por repetida, no es nada especial, me pidieron tantas veces la receta que prometí subirla pronto al blog y aquí está.

Es fácil, rica, original por su salsa, y cunde como para un regimiento....¿Quien da más?


ENSALADA DE PASTA CON GRACIA


Ingredientes para 10 personas

500 g de pasta formato grande. Los espirales son mis favoritos.
600 g (2 bolsitas) de guisantes finos congelados
2 latas de bonito en aceite de oliva Albo
4 tomates ricos, maduros y de tamaño medio
1 cebolla morada
1 lata de maíz dulce
2 bolsitas de aceitunas sin hueso
5 huevos duros

salsa
1/2 bote de mayonesa, (o casera o si no puede ser, Hellmans mejor).
Aceite de oliva virgen
Vinagre de módena
Vinagre de jerez
Salsa de soja
Salsa Perrins
Mostaza dulce

Aproximado proceder

Cocer en abundante agua con sal la pasta junto con los huevos. Dejarla un poquito dura, que ya se ablandará después con toda la salsa e ingredientes. Escurrirla y reservarla en un recipiente amplio añadiéndole un poco de aceite de oliva virgen para que no se pegue. Pelar los huevos y reservar.

En microondas cocer los guisantes finos, aún congelados, simplemente colocándolos en un recipiente apropiado para micro con un poco de sal. Dependiendo de los hornos de este tipo variará un poco el tiempo necesario, pero unos 6 minutos debería ser más o menos el tiempo preciso para que queden crujientes. Añadimos los guisantes a la pasta.

Cortamos menudos los tomates y los añadimos a la mezcla anterior junto con el jugo que suelten. Procedemos de igual forma con el bonito y todo su aceite, las aceitunas, la cebolla morada y los huevos duros.

Abrimos la lata de maíz, escurrimos e incorporamos a la ensalada. Removemos bien todos los ingredientes.

Reservamos en nevera y no aliñamos hasta el momento de servir porque ablandaríamos la pasta y además el aliño o salsa desaparecería absorbido por esta.

Para hacer la salsa, que es la que le da la gracia a este plato, sólo necesitamos mezclar en un bote de cristal con tapa todos los ingredientes que enumeré en la lista de  un poco más arriba. Mi consejo es que seáis generosos, que ya es bien sabido que como siempre en la vida: más vale que sobre, que no que falte....

Aliñar en el momento de servir vertiendo la salsa sobre la ensalada bien fría, revolver bien y listo!!

Hay montones de ensaladas de pasta, y la verdad que casi todas están ricas. Esta, por ejemplo, podría llamarse: ensalada de pasta rusa. En realidad, es casi una ensaladilla rusa donde las patatas se han sustituido por pasta.

Decía que casi todas las ensaladas de pasta que podáis inventar estarán ricas, siempre y cuando se cumplan 3 condiciones:

1. Que la pasta no esté blanda
2. Que los ingredientes que acompañan la pasta sean generosos
3, Que la salsa sea rica y adecuada para los ingredientes

Animaros a probar esta...y ya me contaréis!!....

Related Posts with Thumbnails