lunes, 4 de junio de 2012

RECETA: TIRAMISÚ MY WAY


Como siempre y por los pelos, menos mal que de pelo voy más que sobrada, llego el domingo por la tarde, más bien noche...más bien ya lunes, a cumplir con la promesa realizada de publicar la receta de turno que previa e inconscientemente, suelo haber anunciado y fotografiado en facebook.


El de hoy, os prometo, que es el Tiramisú más rico y más "tirado" de hacer del mundo, tanto que me dan ganas de rebautizarlo como Tiradomisú...Aunque igual con dejarlo en "a lo my way", es suficiente. 

Hace unos días estuve en Venecia, y como me sucede siempre que vuelvo de cualquier viaje, me da un ataque gastroemocional y además morriñoso que me lleva a cocinar recetillas inspiradas en algún plato allí probado.

Hace unos pocos días publiqué en este blog la receta "fusilada" de unos spaghetti con gambas y espárragos que podéis ver picando AQUÍ, y que me encantó por diferente, y además por jugosa. 

No se si tenéis la misma sensación que yo, pero creo que en España  no sabemos entender la pasta más que nadando en una excesiva base de: salsa de tomate,  nata, o de aceite y ajo. Y claro, yo que en una de mis vidas pasadas fui italiana, (y en otra andaluza), pues me revelo contra el injusto tratamiento que aquí recibe el  alimento que junto a arroz y patatas, conforman mi trilogía de alimentos preferidos y por supuesto y como no podía ser de otra manera, también prohibidos.

No quiero ni pensar en ese prototipo de pasta "a la española" que podéis imaginar de la siguiente forma: pasta modelo macarrón, (mayoritariamente), que ya sobrecocida, y para terminar de rematarla y hundirla en la miseria, se le añaden trozos de chorizo, salsa de tomate, (de procedencia más que mejorable), y que a mayores cubierta de queso en polvo, (de ese que se hace con las mondas y restos de todos los quesos que ya eran malos antes de enranciarse más), se introduce después en el horno para terminar de aniquilarla...

Deseando que ninguno de los que andáis por aquí os reconozcáis en el párrafo anterior, vamos ya con ese tirado Tiramisú . 

Lo probé como os decía en Venecia, en una trattoría casi llena de clientes locales y que prometía a priori, mucho más de lo que al final resultó...excepción hecha de este postre del que por cierto, ni busqué  inspiración en internet, porque con lo que ya sabía y la textura y gusto del que allí probé y teniendo en cuenta que ya no tengo abuelas, creo que a este Tiramisú my way no le queda casi nada que envidiarle a aquel...Así que aquí lo comparto, y ya no digo más....excepto que más fácil: imposible!!


TIRAMISÚ TIRADO DE HACER

Ingredientes para 6-8 raciones


2 terrinas, (500 g), de queso mascarpone

5 huevos

6 cucharadas de azúcar

1 paquete de bizcochos de soletilla (estos eran de La bella Easo sin colorantes ni conservantes) y la verdad que no tenían nada de ese sabor industrial alimonado

1 vaso de café

1/2 vaso de un licor que os guste. Yo no tenía, ni me chifla, el Amareto de rigor, así que aprovechado que  era tiramisú a lo my way, pues le arreé Pedro Ximenez que, por cierto, me encanta.

50 g de chocolate negro rico y bueno. (yo utilicé el delicioso Vahlrona)

2 cucharadas de cacao en polvo (yo utilicé cacao puro Valor)


Aproximado proceder

Montamos las claras a punto de nieve bien firme. Reservamos.

Con la misma batidora de montar las claras batimos, para que quede bien espumoso, el  azúcar y las yemas. Una vez que están bien cremosas y montadas, añadimos el queso mascarpone. Reservamos.

Mezclamos  en un plato el café con  el licor escogido e introducimos por turnos los bizcochos.

Una vez humedecidos ligeramente los bizcochos y antes de que se deshagan, los vamos colocando en un cacharro adecuado rectangular. Cortamos trocitos hasta rellenar completamente los huecos de la base.


Cubrimos la base de bizcocho con los trozos de chocolate negro y bueno, picados a 
cuchillo 


Incorporamos suavemente y con movimientos envolventes las claras a punto de nieve a la mezcla de queso, azúcar y yemas para que resulte muy espumoso .


Cubrimos con esa mezcla los bizcochos con el chocolate picado e introducimos en nevera 2 o 3 horas

En el momento de servir, espolvoreamos con el cacao en polvo






También puede presentarse en vaso o copa como podéis ver en la foto inicial del post. 

En ese caso, colocad la mezcla de queso y claras en un manga pastelera o bolsa de plástico para facilitar el rellenado de los vasos.

En esta presentación, y como podéis apreciar en la foto, yo pongo primero una capa de queso debajo del todo, sobre ella los bizcochos y el chocolate en trozos y  termino con otra capa mucho más generosa de queso.

Bueno, no me digáis que no os traigo recetas recetas ricas y facilonas...Esta la hice en 20 minutos y es una pura espuma pero llena de sabor.

Ya me contaréis.....





Related Posts with Thumbnails