lunes, 21 de mayo de 2012

MOUSSE DE QUESO MASCARPONE Y FRESAS



Como no es muy normal que yo publique dos recetas tan seguidas,  y como tampoco  es muy normal que una de ellas lleve incorporada de serie una de aquellas historietas con las que tanto me prodigaba al principio de este blog, por si acaso llegáis al blog hoy “entrando” por esta receta, que sepáis que hay otra estupenda y deliciosa receta con historieta publicada dos días antes que esta. Así que si os habéis perdido la pasta conboletus y aceite de trufa y la historieta sobre las contrariedades de la vida,picad AQUÍ, ¡qué más fácil ya no lo puedo poner…!

Y cumpliendo lo prometido, aquí os dejo la receta de un postre, que más que de repostería, es de cocina dulce: Mousse de queso mascarpone con fresas. Este, concretamente, lo tomé y fotografié hace unos días en casa de mi cuñada Chiki y más o menos la receta tiene que ser parecida o igual a una que hacía yo y al que añadía gotas de chocolate negro en el fondo de la copa y jarabe o coulis de frambuesa por encima.

Tiene esto de hacer cocina dulce, la ventaja de simplificar, obviar, evitar e incluso exterminar, todas las precisiones y mediciones exactas indispensables para tener éxito en una disciplina tan complicada, (y tan inglesa, por cierto), como  la repostería. Disciplina esta que para mí, es casi, casi, ciencia exotérica…Ya os lo contaba y explicaba hace tiempo, con esta otra receta de tarta fácil de dos chocolates que hasta un niño chico puede hacer

Y sin más, la prometida receta:


MOUSSE DE QUESO MASCARPONE Y COULIS DE FRESA

Ingredientes para 4-6 raciones

250g de queso mascarpone
250g de nata para montar
4 cucharadas de azúcar
1 huevo
3 galletas tipo digestive o cereales crujientes
Chocolate negro picado en trozos pequeños

100 g de fresas, (o frambuesas), o incluso valdría en caso de prisa el jarabe de fresa de Hacendado


Aproximado proceder

Montar la nata. Reservar

Montar la clara a punto de nieve. Reservar.

Mezclar el queso mascarpone con el azúcar y la yema. Batir bien hasta que se deshaga el azúcar.

A esta mezcla, y con cuidado, incorporar lentamente con movimientos envolventes la nata montada y la clara a punto de nieve.

Conservar en nevera, al menos 2 ó 3 horas antes de comerlo. (Yo lo guardo en una bolsa de plástico de congelación grande a la que después corto una esquinita y me sirve, a modo de manga pastelera, para servir el mousse en las copas sin mancharlas ni utilizar la engorrosa cuchara).

Tener preparado el coulis de fresa/frambuesa, batiendo la fruta en túrmix con un poquito de azúcar.

En cada copa o vaso, tener ya dispuestos los cereales o galletas troceados junto con el chocolate. En el último momento añadir el mousse frío. Si se hace con antelación se humedecen las galletas y no estarán crujientes.

Decorar con el coulis de fruta, o como os decía en caso de apremio con el sirope de fresa de Mercadona que es más que aceptable.

Y ya me contaréis….que este es otro de estos postres de notable complicación, ¡vamos!. Ahora bien, rico, riquísmo. Tanto, como si hubiéramos estado una hora trajinando en la cocina
Related Posts with Thumbnails