lunes, 10 de octubre de 2011

RECETA: ENSALADA DE QUESO DE CABRA Y FRUTOS SECOS


Miedo y vergüenza debería darme el ver la de días que llevo sin subir nada nuevo aquí.

Si, si, ya se que no es la primera vez que lo hago, ni tampoco será la primera ni la última en que pida disculpas por ello.

En cualquier caso lo que si puedo es daros una cierta y justificativa explicación....

Este ha sido un verano extraño......De los raros, raros, raros... De esos, en que ni el tiempo atmosférico ha sido el deseado, aconsejable y habitual para esas fechas

A mayores, me quedé por primera vez sin dar el curso largo de marketing que suelo comenzar todos los agostos y en los que precisamente, yo "hago mi agosto" particular, puesto que dicho curso me reporta una buena parte de mis ingresos anuales.

También empecé unas ya inaplazables reformas domésticas, que tras haber sido recortadas por los menoscabos económicos acontecidos, empezaron siendo un lavadito de cara de 2 semanas de duración y acabaron siendo una obra "tipo Escorial" que me enredaron la vida mes y medio y en las que poseída por el espíritu de "Estavezlolimpioyordenotodo" llegué al éxtasis, encontrando, ordenando, regalando y tirando las cosas más insospechadas que hasta a mi misma me sorprendía haber podido almacenar...

Después, durante ese mismo extraño periodo estival, el cielo tuvo a bien enviarme una señal, y yo, siempre obediente a las señales, sobre todo si no son de tráfico, también me disipé, preocupé y enredé un poco siguiendo el rastro de dicha indicación.

La verdad que tanto "las necesarias reformas de la vida" como "las sorprendentes señales del cielo", deberían ser los títulos de mis próximos posts con historieta.

De momento no va a poder ser, pero lo bueno para mi de esta historia, es que carezco de ese tiempo porque voy contrareloj preparando un libro de recetas de dieta proteínica, (Dieta Dukan para los amigos), que me ha encargado, nada menos, que ¡¡¡la editorial Ramdom House Mondadori!!!

¡¡¡Ni os podéis imaginar la ilusión que me ha hecho!!!

Y en ello, ilusionada, agobiada y sin tiempo, pero en ello estoy...Así que os dejo sin más la simple fácil y lucidísima recetilla que el otro día preparé como primer plato para un amigo que se presentó a comer casi sin avisar.

Lo dicho, fácil y resultona!! como me gustan a mi las cosas y las personas que me voy encontrando en la vida...


ENSALADA DE QUESO DE CABRA Y FRUTOS SECOS


Ingredientes para 4 personas

1 paquete de ensaladas mezcladas de diferentes lechugas
1 paquete de rúcula
200g de queso de cabra
100g de almendra cruda
50g de piñones
100g de pasas sin pepitas
2 cucharadas de miel (si puede ser de azahar, mejor)
1 cucharadita de mostaza al gusto
Aceite de oliva virgen
Vinagre de Módena en cantidad generosa
Cebolla crujiente frita (Ikea o Freshgourmet)
Sal


Aproximado proceder

Antes de nada, hacer el aliño que es el verdadero chiste de esta ensalada

Poner en la sartén el aceite de oliva necesario para aliñar la ensalada, (unas 16 cucharadas), y las almendras crudas. Salar.

En cuanto tomen un ligero color añadimos los piñones, y en cuanto ambos estén doraditos, añadimos las pasas.

Una vez añadidas estas, hay que esperar a que se aclaren de color y se hinchen y en cuanto estén en ese punto, retirar la sartén del fuego.

Ya fuera del fuego añadimos, la miel, la mostaza y el vinagre de Módena. Revolvemos bien.

Este aliño puede tenerse preparado con antelación, pero hay que añadirlo en el momento de servir la ensalada.

Colocar en cada plato la dosis de mezcla de lechugas con la rúcula.

Encima colocar el queso de cabra cortado en dados.

Regar con el aliño y sus tropezones

Espolvorear con la cebolla crujiente frita

Y ya me contaréis....Que hoy llevo mucha prisa!!

Related Posts with Thumbnails