lunes, 31 de enero de 2011

RECETA POLLO CON NATA Y SETAS


Como prometí hace unos días, (es decir, que ya voy con retraso), y a modo compensatorio de mi aburrida vida de dieta, ( sólo gastronómica), aquí os dejo una receta fácil y lucida como pocas...

Creo que esto ya lo he dicho antes, ¿puede ser?

Ya se, ya se que faltan historietas, pero he llegado a la conclusión de que la dieta no me inspira nada...Y no puede ser. Bueno, puede ser, porque de hecho lo es. Lo que no puedo es permitírmelo.

El mundo no se acaba por comer un plato de espinacas rehogadas sin aceite y una tortillita proteínica hecha de polvos, o cenar una pechuga de pollo con tomate sin aliñar...¿Sugerente, no?

El mundo no se acaba, así que como castigo autoimpuesto, mi próxima historieta sobre la dieta, la ilusíón, las musas, la imaginación...y la madre que , con perdón, las parió.

¿Y para cuándo? ...eso, en mi, es ya más difícil cuestión....



POLLO EN SALSA DE NATA Y SETAS


Esta receta se puede preparar tanto con pollo, (contramuslos en la receta o pechugas), como con cerdo (preferiblemente tierno), solomillito, o similar.

Y simplemente la salsa, añadida a una pasta que termine de hacerse dentro de ella, es otro éxito asegurado


Ingredientes para 4 personas

4 buenos contramuslos de pollo. Si son pequeños, 2 por persona.

1 cebolla grande o 2 puerros (a vuestra elección)

1 vaso de vino dulce (tipo Málaga Virgen o jerez dulce)

Medio litro de nata

Harina, aceite, pimienta rosa y sal

Setas. Las que tengáis más fáciles de conseguir: champiñones, shitake o como en este caso, una bolsa de setas variadas congeladas de Mercadona

Opcional, pero importante, un puñadito de Boletus deshidratados.


Aproximado proceder

Si tenéis los boletus deshidratados, picarlos e hidratarlos en el vaso de vino dulce una hora aproximada mente.

Dorar, ligeramente enharinados, los trozos de pollo o cerdo. Salar y reservar.

Rehogar en poco aceite la cebolla muy picadita, o los dos puerros también finamente cortados, según prefiráis. Una vez rehogada, escurrir bien el exceso de grasa.

A continuación rehogad las setas, (si son congeladas producirán mucha agua de vegetación que habrá que dejar evaporar)

A fuego fuerte, añadir el vino dulce, (con o sin boletus), y dejad que se evapore algo el alcohol.

Enseguida incorporar la nata y dejar que reduzca ligeramente.

Volver a introducir en la salsa los trozos de pollo y a fuego moderado, dejar hacer unos 15 minutos dentro de la salsa al tiempo que esta se va reduciendo. Tapar si es necesario evitar más evaporación.


Si hacéis la salsa, (así o con un poco de bacon ahumado), e introducís en ella una pasta poco cocida para que termine de hacerse dentro, estará delicioso...

Por añadirle algo, un poco, (como no), de queso parmesano recién rallado.

Ya me contaréis...
Related Posts with Thumbnails