martes, 28 de diciembre de 2010

TARTA FÁCIL DE 2 CHOCOLATES. HISTORIETA VIRTUDES NO TEOLOGALES



Por petición popular y tras el éxito obtenido en su versión gráfica en facebook, aquí os subo rapidamente otro de esos pocos postres que podréis encontrar por estos lares.

Ya os he dicho en repetidas ocasiones que yo soy una nefasta repostera. ¡Y ni os imagináis como y cuanto!
Mi particular teoría es que carezco por completo de las virtudes que en la cocina y lo que es más importante, en la vida, tienen que adornar a los que practican con éxito la repostería y otras similares disciplinas.

A saber:

Orden
Obediencia
Exactitud
Sistema
Previsión
Medición precisa
Paciencia

Virtudes todas ellas que honradamente, por ajenas y poco practicadas, desconozco completamente.

Mi orden es universal y particular, tirando más bien a caos controlado.

Mi debida obediencia, indebida. Y siempre.

Mi exactitud, inexistente, habida cuenta además, de mi también personal teoría de que las cosas no son como suceden sino como se recuerdan.

De la previsión ni hablamos...... pero de la improvisación, soy ¡la reina! o al menos, la princesona.

Mi medición precisa, ¡imposible! Yo todo lo mesuro "a ojo" y para colmo soy muy miope. Mucho.

Y paciencia....paciencia es quizá lo único bueno que la edad me ha ido regalando. Pero tampoco se ha estirado mucho la vida conmigo en este aspecto...Claro que también puede que influya el desajuste espiritual , (de unos 10 años aproximadamente), que en eterno pleito me traigo con mi DNI

¡Ah!, se me olvidaba la para mi más dificultosa e impracticable de las virtudes: la disciplina.
Sin ni siquiera pensar en añadirle a la susodicha disciplina el gentilicio propio de las nacidas en el Reino Unido, (inglesa), de todas las supuestas virtudes anteriores, esta es, para mi, la más imposible de practicar.

¿Será por que para mi diciplinado en extremo es sinónimo de aburrido?.

¿Será que para mi ser aburrido es el peor defecto, de los no malvados, que puede tener una persona?

El aburrido es rutinario, previsible, predecible, adivinable, repetitivo y además, es de color gris y con muchas esquinas, bueno muchas no, con cuatro, porque suele ser, de paso, cuadriculado.

Mi mundo es redondito y por cierto, haciendo juego con mi mundo se me está poniendo el culito.

¡¡Este blog engorda muchísimo!! aunque en justa correspondencia, cada día me divierta más.

En este año que entra, espero dar por perdidas todas estas, para mi impracticables y no teologales virtudes, o que en su defecto, ellas me den por perdida a mi.

Y espero practicar más y mucho las virtudes que de verdad me parecen importantes hasta en su clasificación, que teologales, no es por nada, pero siempre me pareció adjetivo rimbombante, importante y serio.

Fe, Esperanza y Caridad, para el nuevo año.

Fe, Esperanza y Caridad para combatir a los escépticos militantes que sin creer, ni esperar, ni dar nunca nada acabarán matándolo todo.

Fe, Esperanza y Caridad para empezar a cambiar el mundo desde este mismo instante, mientras me pongo a escribiros la receta de tarta de chocolate que cualquier desvirtuado como yo puede hacer hasta con los ojos cerrados.

TARTA FÁCIL DE DOS CHOCOLATES

Ingredientes

1 litro de nata de montar (35% de M.G)
300 grs de chocolate negro bueno
300 grs de chocolate blanco
2 sobres de cuajada Royal o Danone (no conozco más)
10 galletas tipo digestive
1oo ml de leche


Aproximado proceder

En un molde de aro desmontable.

Deshacer los 300 grs de chocolate negro en medio litro de nata.

Cuando esté deshecho añadir un sobre de cuajada, revolver bien y verter en el molde. Enfríar en nevera.

Cuando la mezcla esté dura, (más o menos media hora), proceder de igual forma con el chocolate blanco.

Mientras se atempera un poco este, colocar sobre el chocolate negro las galletas bien mojadas en leche, (para que pesen y no floten).

Verter la mezcla de chocolate blanco y dejar enfriar unas horas.

Retirar el aro y cubrir con cacao en polvo, fideitos de chocolate, conguitos...

No me podéis decir, que esta no es fácil....
Related Posts with Thumbnails