sábado, 20 de noviembre de 2010

PASTA CON MEJILLONES AL PESTOMATE (PESTO Y TOMATE)


Hace unos días participé en un taller de cocina con mejillones patrocinado por el Ayuntamiento de Boiro (La Coruña).

Allí conocí a otra simpática bloggera, Anna Mayer que realizó, entre otras recetas tradicionales italianas, una de pasta, logicamente con mejilones.

Me acordé de que hacía mucho que no hacía yo pasta con estos moluscos, y al día siguiente en un ataque de recordar mi última vez, me puse rapidamente a ello, y reparé en que mi versión a la española, era más italiana que la que la propia Anna había hecho. Espero que a una experta en pastas e italiana como es ella, le agrade.

La receta no puede ser más sencilla y más común, pero tiene una serie de trucos, (fáciles, como siempre), que creo son los que le dan un chiste especial.

A ver que os parece a vosotros


PASTA CON MEJILLONES AL PESTOMATE


Ingredientes para 4 personas

500 grs de pasta (yo prefiero las finas spaguetti, spaguettini, pero cada uno a su gusto)
¡¡Ah!! y que sea buena, ya sabéis que marca es mi favorita y creo que merece la pena la inversión.

2 dientes de ajo

1 puñado de piñones

1/2 paquete de albahaca fresca

28 mejillones

2 botes de tomate de lata troceado, (o entero y lo cortáis vosotros) Tomate triturado no, por favor.

100 ml de vermú o vino blanco, (a vuestro gusto).

Aceite de oliva virgen


Aproximado proceder


Limpiar bien los mejillones de sus barbas y depositarlos en una tartera vacía en la que sólo añadiremos el vino o vermú.

Calentar a fuego vivo tapados y en cuanto se empiecen a abrir, y aún estén crudos, retirarlos y separarles media concha. Reservar.

Colar y guardar como oro en paño el caldito resultante de esa cocción.


En una tartera suficientemente grande, (luego acabará la pasta ahí), poner un fondito de aceite virgen y dorar ajos picaditos, piñones y albahaca con cuidado de que se doren y no se quemen.

A continuación añadir las dos latas de tomate natural troceado, y sólo el jugo de una de ellas para que quede más espesito.

Dejar hacer esta salsa de tomate unos 15 minutos.

Al final, añadir el jugo de la cocción de los mejillones y dejar reducir.



Mientras, cocer la pasta elegida en abundante agua y sal. ¡¡¡Nada más!!!

NOTA

No es necesario añadir aceite, ni durante ni después de la cocción. La pasta, si tiene agua bastante y se remueve un poco al principio, no se pega. El aceite sólo la "enmantequilla" y la ablanda.

La pasta, hay que retirarla aún cruda, es decir, más que al dente, porque se terminará de hacer en su salsa correspondiente y así podrá absorver aún parte del sabor de esta. Esto es algo que siempre os digo en todas mis recetas de pasta, y aún a riesgo de ser pesada, me repetiré más que el ajo de los boquerones.

y a estas alturas, ya tendremos la salsa con su toque de sabor a jugo de mejillones, así que sólo nos quedará añadir los idems y darles un revolcón en el tomate


A continuación añadiremos la pasta muy, muy al dente y la terminaremos de hacer dentro de este maravilloso guiso.

Y a la foto del principio del post me remito...

Y ya me contaréis...
Related Posts with Thumbnails