sábado, 21 de agosto de 2010

BONITO EN TOMATE MY WAY


Con esto del verano y que todo el mundo está de vacaciones, o casi, no hay manera de que me ponga a darle aquí a la tecla.

Por si esto fuera poco, también me ocupa y me preocupa que pasado mañana, lunes, comienzo a dar un curso, que por lo tardío del comienzo, va a convertirse en un maratón de horas al día...

No se como voy a entretener a mis alumnos, y no se como se puede mantener la atención de nadie durante 7 horas diarias y durante dos meses...Pero después y milagrosamente, (hasta hoy al menos), suelo conseguir salir de asuntos como este, más o menos airosa.
¡A ver si diciendo esto, ya me voy jaleando y animando yo!

Siempre que empiezo un curso con alumnado nuevo y en circunstancias también nuevas, me pongo algo nerviosa... Será la incertidumbre de lo desconocido, que igual hasta es normal, pero me suele compensar este gusanillo, el pensar que yo no sirvo para rutinas y costumbres.

Me esperan dos meses intensísimos a los que tendré que sumar algún fin de semana de otros cursos, de los cuales aún, por cierto, tengo uno sin preparar...Y tiempo he tenido, pero ganas, ningunas y menos con este verano maravilloso, que por poco frecuente ha habido que disfrutar y aprovechar aún más....

Bueno, que os cuento todo esto como prevención a lo que pueda dar de si mi blog en estos dos próximos meses, en los que siguiendo el refranero popular: "el que avisa no es traidor"

Vamos, que me espera un bonito tomate , tan bueno, como este otro que nos comimos ayer


Bonito en tomate "my way"


Ingredientes para 6 personas

1 kilo y 1/4 de bonito en tacos limpios, sin piel, espinas, ni nada de rojo ni sangre
3 kilos de tomates buenos y maduros, importantísimo para el éxito del plato
4 cebollas
1 ó 2 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen
Vinagre de jerez 1 ó 2 cucharadas
Sal y azúcar


Aproximado proceder

Antes de nada, preparar el adobo del bonito ya cortado y bien limpio:

Poner 8 cucharadas de aceite de oliva virgen en una jarrita apta para micro.
Esmagar un diente de ajo grande, o dos pequeños, y ponerlo con el aceite.
Microondear a potencia máxima un minuto o algo más, comprobar si está algo doradito el ajo y según salga del micro, ( ojo que estará muy caliente), añadir 1 ó 2 cucharadas de vinagre de jerez que producirán el vapor de evaporación normal.
Verter este aceite sobre el bonito y salar discretamente

Cortar en cuadraditos la cebolla y dorarla en aceite de oliva. a fuego más fuerte al principio, a medio después y en tartera amplia. Salar

Mientras se dora la cebolla, escaldamos los tomates en agua hirviendo, unos 2 minutos, refrescamos y retiramos facilmente la piel.

Cortamos en daditos los tomates eliminando los pedúnculos y reservamos.

Cuando la cebolla este dorada, (unos 20 minutos), incorporamos los dados de tomate y salamos ligeramente otra vez.

Tendremos que ir dejando que el tomate se ablande y reduzca de líquido hasta que quede una salsa de tropezones espesita (otros 40 minutos mínimo).

Comprobamos la sal, e importante, añadimos 1 cucharada de azúcar. Probamos después de revolver bien, y si no está a nuestro gusto añadimos algo más.

Ponemos la salsa a hervir a fuego máximo. Cuando esté arrebatada, la retiramos del fuego, y fuera de el, introducimos los trozos de bonito.

Tapamos bien y dejamos reposar 5 minutos. Pasado este tiempo, si ya está blanquito por debajo, damos la vuelta a todos los trozos y dejamos hacer, otra vez tapados, por el otro lado.

Sólo si después comprobásemos que están aún crudos calentaríamos ligeramente el guiso.

Este es el truco y el secreto , para mi gusto, de cualquier guiso de bonito: el punto de cocción del mismo. Cuando se pasa, y no se porqué pero es lo habitual en muchas mesas, se transforma en pescado sabor paja.

probádlo así, y como os digo siempre....Ya me contaréis



Related Posts with Thumbnails