miércoles, 31 de marzo de 2010

RECETA: NIÑOS ENVUELTOS. HISTORIETA: LOS CONCURSOS DE LA VIDA II



Después de un post tan triste y tan sentido como el último, no se que me da volver a mis recetas con historieta. En fin....

Como decíamos ayer...bueno, ayer, o casi ayer teniendo en cuenta lo mal que ultimamente andan todos mis relojes: los biológicos, los analógicos, y hasta los de sol, que hace tanto que no hago la fotosíntesis que ya ni me acuerdo...

Pero a lo que íbamos, había dejado medio sin terminar, rarísimo en mi, la historieta de los concursos de la vida, (parte I, pinchar aquí), diciendo algo como:

"Me hicieron a bocajarro un montón de preguntas de cultura general, tras las que me felicitaron efusivamente por ser la mujer que más "cultura general sabía" de todas las que habían sido entrevistadas. La verdad que no se si fue eso, o la foto en atrevida minifalda que mis aún hoy amigas incluyeron en el sobre concursal lo que me condujo al estrellato. Y nunca mejor dicho, porque en directo y contra el suelo fui a estrellarme ridiculamente vestida de.... (Continuará)"

Dado que era la mujer que más cultura general sabía...(Anda que si le dicen a alguna esto ahora, llama a la Menestra de Igual Dá, y le montan una buena), y que en la época y en la foto no tenía malas piernas, fui rapidamente y sin muchos más preámbulos seleccionada.

Al concurso tuve que ir, siguiendo sus instrucciones, con falda, (nunca me pareció buena idea), con zapato plano, (siempre me pareció buena idea pero poco favorecedora ), evitando rayas y color blanco y por suerte, dejando en casa la ballesta y las flechas...porque por gusto me hubiese jartao a arrear saetazos.

La cosa era la siguiente: del concursante que veías el domingo en la tele, a ti, había otros cuatro individuos, (féminas ninguna), que ya habían grabado el programa y ganado lo que hubiere sido menester. Como el programa tenían un presupuesto X, a una le tocaba ganar o perder más o menos, en función de lo bien o mal que lo hubiesen hecho los concursantes anteriores. Como nada más llegar me dijeron que mi predecesor era el concursante que más había ganado hasta la fecha y oyendo lo contento que andaba el personal por allí ya me empecé a oler la tostada.

Bueno pues se trataba entonces de que a mi me tocaba ganar lo menos posible, y para ello trataron de ponerme dificultades añadidas y ocultas. Como preguntas respondí bastantes, la verdad, ahí no podían arañar mucho y en las pruebas aquellas un tanto estúpidas que había que hacer, alguna cosilla extraña sucedió, pero lo mejor quedó reservado para el doble o mitad.

Como me tocaba emisión en carnavales, tenía que hacer las pruebas mientras iba recogiendo frutas a ritmo de samba, colocándomelas en un gorro en la cabeza tipo Carmen Miranda y corriendo de un sitio a otro cada vez que la orquesta tocaba: "Brasil nanananiano nino ni, Brasil Brasil..Brasil." para acabar supuestamente vestida con un disfraz de payaso que tenía que ir robando pieza a pieza a su portador...

Y como la motricidad no es precisamente una de las virtudes que yo tengo más desarrollada y con el cabreo que tenía viendo que el payaso tenía atados los zapatos con siete nudos para que no me diese tiempo a quitárselos y que la requerida falda era un verdadero engorro ralentizador para el desarrollo de la prueba...Pues al final y resumiendo.....se me quedó la cosa en la mitad... ¡¡¡Con un cabreo!!!

Bueno, con un cabreo y con un leñazo en una rodilla, porque rodé por el plató enseñando en la caída hasta el carné de identidad. Tengo que agradecer, que a pesar de que esos minutos se grababan una sola vez y seguidos, cortaron un tanto artificialmente la escena, pero toda España se vio, afortunadamente privada de conocer mi marca de ropa interior. ¡Y fue un verdadero alivio!

Bueno, total, que ya sólo quedaba una prueba de elevado nivel intelectocultural, que consistía en tirar un dardo, con gran concentración y equilibrio, eso sí, y darle a uno de los números que escondían diferentes premios. Desde un televisor ¡En blanco y negro!, (y no soy tan prehistórica), a cantidades de dinero que iban desde 1.000 pts hasta un bote con un montón de perrillas de la época.

Después de darle con el dardo en una pierna a una azafata presuntamente sueca y tan alta como antipática y de tirar 20 veces fuera del tablero, conseguí a duras penas darle al casillero del número 6.

Aunque en el programa luego no salió, el tal Hurtado intentó durante media hora, según testigos presenciales, que a mi se me hizo una vida, y eterna, cambiarme el dichoso numerito al que por pura chorra y despues de intentos varios y accidentes laborales había llegado. ¡ Mira que me preguntó veces cual era mi número favorito! (que era y sigue siendo el 2)....Y yo confiada y pensando que con la faena que me habían hecho en el doble o mitad, igual querían echarme una mano para compensar...

Tanto y de tantas maneras me lo preguntó que cuando estaba a punto de cambiar mi 6 por el 2, todos los niños del el colegío que estaban asistiendo a la grabación del programa en Barcelona, empezaron a gritar como locos. ¡¡¡¡¡¡NOOOOOOO!!!! ¡¡¡¡¡¡NOOOOO!!!!!. Tanta afición y emoción me sorprendió en tal manera, que en un arrebato de los míos dije: "Sansacabó, he venido a jugar y he jugado...Alea jacta est", añadí.

Como no lo dije en catalán, quizá no me entendieron...y volviéron a intentar que cambiase de nuevo la casilla.

Yo, que soy medio prima de la Mula Francis, tomé ya posiciones e hice del 6 mi patria y mi bandera....Con tan buena suerte, que dentro del dichoso 6 estaba........¡¡¡¡¡ El bote mayor que se había entregado hasta la fecha en el programa!!!!!!. Dos millones y bastante de pesetas, que sumados a los kilómetros y pruebas que me habían diezmado, arrojaba un nada despreciable saldo de casi 3 millones de pesetas, (y no, no diré de las antiguas ).

Resumiendo: 3 millones de pelas de 1989, 24 años y haciendo un Master en Madrid...

Para ser justos, tengo que decir que aquel ¡¡¡NOOO!!! desesperado de los niños en el programa no fue casual. Fue incitado y promovido por los forzudos hermanos Fernández, gemelos enormes, simpátiquísimos y de la Coruña, que salían en el programa, y que , imagino que bastante hartos de la productora y sus trampas, al final me abrazaban y me decían: "Neniña, Neniña...que te compras un Golf..."

No me compré ningún golf, pero si que disfruté y bien de aquel dinerito. De entre las cosas que se pueden contar, un viaje a Brasil con unos cuantos amigos de Barcelona y un encantador ex novio de Murcia, que sigue siendo uno de los viajes más especiales de mi vida...


Y lo mejor, mejor dicho, lo peor, fue salir de casa al días siguiente...No me podía imaginar la cantidad de personal que veía aquel programa un domingo por la tarde en aquellos años del siglo pasado en que en la tele no había más que dos cadenas. Al super estuve dos meses sin poder ir por las coñitas del carnicero, especialmente....Y tanto llegué a agobiarme, que estando a los pocos días haciendo fotocopias de apuntes en un kiosquillo, el atendedor, delante de toda la gente, va y me dice muy seguro : " Andá... tu eres la que saliste la semana pasada en el Si lo se no vengo ...vaya pastizal que te llevaste..." A lo que yo, harta y roja como un tomate, contesté, (con mi mejor acento de Murcia que para eso el novio del momento era de allí)....Pue si que me debo parecer a esa chiquilla sí...ya van tré que me lo dicen, Pijo...anda dame la fotocopia y uno rotuladorcicos..."

Y a partir de ahí, en vez de disfrazarme de lagarterana, (como tenía por costumbre para despistar cuando era preciso), adopté el rol de Murciana consorte.... o el de Marciana consuerte...que nunca llegué yo a tener eso nada claro....

Y ya sin más y sin nada que ver con la historieta, la receta.

Receta de niños envueltos


Ingredientes para 4 personas

4 bistecs muy grandes, finos y aplanados u 8 mas pequeños
12 lonchas de bacon ahumado
2 cebollas grandes
1 paquete de aceitunas
1 huevo duro
4 cucharadas de mezcla de quesos cortados para ensalada, o el queso que tengáis a mano
Brandy, comino, 1 cubito, agua y sal.


Aproximado proceder

Si son grandes, cortar los bistecs en dos trozos de forma que queden dos porciones por persona.

Mientras, en sartén con aceite de oliva, dorar lentamente la cebolla cortada menuda. Añadir comino al gusto.
Cuando esté casi hecha, incorporar las aceitunas picadas y un buen chorro de brandy. Dejar que se evapore.
Fuera del fuego añadir el huevo duro picado y las cucharadas de la mezcla de quesos para ensaladas

Con un mazo, aplanar los bistecs lo más posible si romperlos. Colocar encima, cubriéndolos, el bacon ahumado, (sin piel ni huesitos). Poner una cucharada del relleno, enrollar y cerrar con palillos.

En una tartera amplia, dorar los atadillos de carne, previo enharinamiento. Retirar y reservar.

A continuación dorar una cebolla grande cortada en lascas, cuando esté medio hecha, incorporar la carne, regar con medio vaso de brandy, 1 cubito de carne, y algo de sal. hacer unos 15 minutos añadiendo algo, poco, de agua. (Yo también le añadí un resto del relleno que me había sobrado)

Esta receta, sin ser nada del otro mundo, está mucho más sabrosa de lo que a simple vista puede parecer. Os la recomiendo

Ya me contaréis....

Nota:
La salsa puede pasarse por la batidora, o servirse, como hice hoy, junto con la cebolita.
Related Posts with Thumbnails