lunes, 25 de enero de 2010

RECETA: BERENJENAS RELLENAS CON SALSA DE PIQUILLOS. HISTORIETA: HOY NO HAY



Como no quiero incumplir ni retrasarme mucho más en la cita con mi amado público, hoy, tristemente, me veo obligada a colgar receta sin historieta. Como ha sido tan exitosa la última, y me costó tanto escribirla, creo que si caéis por aquí y no la habéis leído, os puedo remitir al post anterior: una historia de amor de película. Os gustará. Creo

La verdad es que no tengo nada claro que os gusta más, si la receta, la historieta, si ambas, si ninguna de las dos y estáis aquí... por simple masoquismo. Os agradecería que me dejaseis en los comentarios vuestras opiniones al respecto. Adivinaros es divertido, imaginaros más...pero si dejáis alguna pista...Se gratificará.

Me espera una semana muy ajetreada, así que, aprovechando mi insomnio, subo ahora y sobre la marcha la receta de las berenjenas rellenas que en facebook ha ganado al arroz de berberechos y langostinos.

De esta forma, evito las tentaciones de ponerme a escribir un post en mitad de una semana que debo dedicar integramente al apasionante mundo de la introducción a la empresa y al no menos proceloso submundo del power point.

Así que sin mucha más dilación, Berenjenas Rellenas (my way)

Berenjenas rellenas con salsa de piquillos

Ingredientes para 4 personas.

2 berenjenas grandes
2 zanahorias grandes
1 calabacín
2 cebollas medianas
150 gr de bacon ahumado en trocitos
150 gr de un queso semi curado, manchego, grana padano...o el que os guste
1 bote de pimientos del piquillo
1oo ml de nata
aceite, ajo y sal

Aproximado proceder.

Cortamos las berenjenas a la mitad, y las dejamos una hora con bastante sal y con la piel hacia arriba para que suelten el agua y el amargor propios de su condición.

Les hacemos unos cortes en cruz por la parte de la pulpa y las metemos en micro, tapadas por papel film unos 5 min, hasta que estén lo suficientemente blandas como para que se pueda retirar con un cuchillo la carne sin romper la piel. Se puede y debe dejar algo de carne pegada a la piel.

Se pinta el cuerpo ya vacío de la berenjena con aceite y se mete al horno a unos 150º para que se haga casi del todo. Cuando esté apagar y retirar

Mientras, en sartén con el aceite justo para evitar que quede graso, se rehogan las zanahorias cortadas muy menudas, se doran un poco y a continuación se incorpora la cebolla. Se sala. Se dejan unos minutos más y se añade el calabacín troceado y el bacon. Se dora un poco más y por último se añade la pulpa de la berenjena picada y se le da unas vueltas de sartén.

Se añade un chorrito de vino dulce, tipo Málaga Virgen o jerez dulce y se deja hacer a fuego lento unos 15 min más.

Cuando esté ya hecho y caliente añadimos los trocitos del queso elegido. Mezclamos y rellenamos los cuerpos de las berenjenas

Colocamos en fuente de horno y reservamos.

Salsa de piquillos

Confitamos primero los pimientos, que si sobran, usaremos confitados para otros acompañamientos, o, aún más cómodo, habremos hecho el día anterior para tomar con otro plato y dejaremos que sobren unos 8 para este.

Se pone en sartén muy grande un poquito de aceite y un ajo en láminas en frío. Se enciende el hornillo y se deja hacer el ajo sin que se queme. Se añaden los piquillos se dejan dorar bien y se añade un poquito de azúcar por encima y un chorrito de vino blanco. Se deja hacer a fuego lento añadiendo también el jugo de la lata.

Coger 8 pimientos y batirlos con medio brick de nata, o algo más, según os guste de apiquillada la salsa. Tiene que quedar más bien espesa para que cubra bien

Cubrir las berenjenas con la salsa, espolvorear con queso y hornear unos minutos hasta que se calienten y se doren las berenjenas.

Ya me contaréis...
Related Posts with Thumbnails