domingo, 1 de noviembre de 2009

Jornadas micogastronómicas en la Casa Grande da Fervenza Lugo







Cuando hace ya tiempo inmemoriable, (una semana), comencé este blog, ni por un momento pensé, ni aún ahora pienso, en hacer nada parecido a ningún tipo de crítica gastronómica. Intenté explicar claramente que me sobra vergüenza, afortunadamente, y me faltan conocimientos, y hasta pretensiones.

Ahora bien, he pensado, (y una mujer pensando y rubia, ya se sabe…), pues eso, que he pensado que otra cosa muy distinta es compartir con los miles de seguidores que aún no tengo, referencias de lugares y restaurantes que me agraden y o sorprendan positivamente. De no ser así, nunca aparecerán en estos lares…que de malas experiencias seguro que vamos todos bien servidos.

Así que , hecha esta explicatio non petita…no se si la acusatio será manifesta o no, pero os cuento: estuve hoy en la Casa Grande da Fervenza en Corgo, Lugo, en una casa rural con restaurante que ha sido una agradabilísima sorpresa para mi, a pesar de ir ya referenciada por un amigo mío, a priori, demasiado delgado para ser de fiar en estos vicios.

La convocatoria de hoy era para una jornada micológica que, resumiendo, incluía los siguientes platos:

1. Croquetitas de boletus y de queso gamoneu

2. Huevo , de antes, hecho a baja temperatura con boletus

3. Brocheta de vieira con verduras, setas y aroma de S. Simón

4 Fabada de fabes de Lourenzá con seta lengua de gato. (Repetí)

5. Capón de Villalba cocinado a baja temperatura terminado en horno de leña y con más setas, claro

6. Mousse de arroz con leche y cantarelus

7. Papaya confitada, helado de nata de morir de rico y boletus confitados en miel de Palma

De los vinos, ya ni hablo, porque para mi fueron incluso un exceso de variedad, que ni daba tiempo a apreciar debidamente y que entre servir los unos y los otros alargaron de más la comida.

Bueno, pues lo que os digo, un paseo agradabilísimo, una casa rural en medio de este maravilloso otoño del bosque lucense, y un restaurante donde cualquier día y a la carta seguro que comeréis estupendamente.

Y si esto nos fuese público, os confesaría que la noche anterior estuve en la celebración de un cumpleaños conjunto de tres amigos. Circunstancia esta que, inesperadamente, me obligó a acostarme mucho más tarde de lo que hubiera sido de desear, teniendo en cuenta los kilómetros y el homenaje que me esperaban. Digo esto porque si a pesar del estado en que me encontraba y de los años que me adornan, la comida me pareció excelente, imaginaos si llego en un estado más adecuado...

Cuelgo algunas fotos, muy de andar por casa, de los platos. Los que faltan del principio, se me despistaron del hambre que tenía, y otro, que repetí, estaba, como veis, hasta empezado…Vamos que como reportera no tengo precio, ni la rana Gustavo en sus tiempos de Barrio Sésamo…

El próximo post, otra receta. Y con cuento….que es lo mío. Sin duda.

Related Posts with Thumbnails