lunes, 26 de octubre de 2009

Receta de Mermelada de tomate a la vainilla



Bueno, no creáis que todos los días voy a subir una recetilla. Y no porque no quiera, que además de que con gusto lo haría, tengo un cierto fondo de armario como bien me recordó aquí mismo un buen amigo...pero es que de vez en cuando, tengo que trabajar.

Como creo firmemente en que, salvo excepciones, no hay mal que por bien no venga, es precisamente este bajón en mi trabajo lo que me ha decidido y permitido comenzar esta blogera aventura entre pucheros.

Además, también reconozco que lo he cogido con gusto, y no se si a todos los que os ha dado por contar cosas en la red os pasó en su momento lo mismo, pero me hace una ilusión ver nuevos seguidores, suscriptores, fans en facebook.....¡Y un blog con 4 posts, da una penita...! ¡¡¡¡Venga, animaros y suscribiros al blog, haceros seguidores, fans en facebook!!!!

Así que ahora mermelada de tomate a la vainilla, y si esta noche tengo insomnio...

Tengo que decir que esta receta me ha reportado grandes éxitos, y si no recuerdo mal, está inspirada en una de la fantástica cocinera Carme Ruscalleda. Nada menos. Es mucho más rica y versátil de lo que pueda parecer a simple vista y siempre ha sorprendido a todos los que en mi casa la han probado. Me han pedido muchas veces la receta y el último que la descubrió, de naturaleza golosa, todo hay que decirlo, de haber podido, algo se hubiese enamorado de mi, pero como era pecado...

Yo la uso para acompañar carnes frías, con foies y patés o con determinados queso suaves como el de rulo de cabra y tanto en versión fría, acompañando lo que os he dicho antes, como caliente, sobre canapés de sobrasada o queso de cabra al horno, por ejemplo.

Antes de nada, (que el que avisa no es traidor, y si lo fuera o fuese lo sería en menor grado), decir que soy un desastre para calcular cantidades, entre otras cosas.

Y si en la cocina esto puede suponer un problema…en otros ámbitos de la vida puede ser mucho peor. Incluso.

Normalmente todo lo mesuro “a ojo”, y, teniendo en cuenta las muchas miopías que me adornan, pues mis cálculos e indicaciones podrían no ser totalmente exactos…pero nunca, nunca, ello sería intencionado.
Y no os preocupéis que la hice el viernes y salió perfecta


Ingredientes para unos cuantos tarros 

4 Kg de tomates carnosos, maduros y duros. Tomates pera, mejor.
Opcional: 2 latas de tomate natural ya en trozos

500 gr de azúcar por cada Kilo de pulpa de tomate
Un buen pellizco de sal
4 vainas de vainilla, (tipo bourbon mejor), frescas y elásticas
Paciencia
1 limón

Aproximado proceder 


Escaldar y pelar todos los tomates. Si usáis tomates pera se facilita el pelado y el despepitado de manera notable

Cortar en 4 o 6 trozos y con los dedos y cuchillito, ir retirando todas las semillas y partes acuosas, así como el tronquito central.

Dejar escurriendo en papel absorbente.

Triturar al punto, o al gusto, la carne de tomate obtenida en la Termomix, o en instrumento de tortura similar.

Pesar para ver la cantidad finalmente resultante. (Si queréis añadir tomate troceado de lata, escurrirlo bien y añadir antes de pesar)

Durante 20 o 30 minutos dejar evaporar en tartera amplia, la pulpa de tomate ya triturada.

Pasado este tiempo, añadir 500 gr de azúcar por Kilo de pulpa de tomate obtenido, el pellizco de sal y las vainas de vainilla que previamente se habrán cortado a lo largo y a las que se habrán retirado las semillas que por supuesto se incorporarán al tomate.

Dejar cocinar hasta que la mermelada espese. Ya avisé que hacía falta paciencia, fácil más de 2 horas.

Probar el punto extendiendo una cucharada en un plato frío.

En el último momento añadir el jugo de 1 buen limón, cocer 5 minutos más y retirar.

Con la mermelada aún bien caliente, se rellenan, hasta que rebosen, los tarros de cristal bien limpios y secos, introduciendo en cada cacharro un trozo de vaina de vainilla.

Con ayuda de guantes se cierran los botes de forma que el sobrante caiga al cerrar la tapa, se pasan por agua para retirar el pringue y se colocan los botes boca abajo hasta que enfríen.

El resultado de esta exitosa mermelada, algunos ya sabéis cual es…Ánimo y a disfrutarla y mejorarla.

Ya me contaréis...
Related Posts with Thumbnails